Impresoras con consumo eficiente la mejor elección

En estos últimos tiempos hemos visto como las cifras de las ventas de las impresoras se han ido desplomando poco a poco. La razón principal es la tinta. A pesar de que ha descendido mucho en los estos años, todavía sigue siendo muy cara (de hecho, los estudios aseguran que es el líquido más caro que existe en el mundo).

Por esta razón, lo que solemos hacer cuando tenemos que imprimir algo importante es llevarlo a una papelería o imprenta. También ahorramos comprando consumibles más baratos, yendo a que nos los rellenen (o haciéndolo nosotros mismos), así como cualquier otro tipo de estrategia que se nos pueda llegar a ocurrir.
Ahora bien, existe una solución que nos aconsejan los expertos, mucho más interesante y son las impresoras con consumo eficiente.

Fotocopisteria

¿Qué son y cómo funcionan?

En apariencia no hay demasiada diferencia entre estas impresoras y las tradicionales… ahora bien, si echamos un vistazo al consumo empezaremos a ver las claras ventajas.
Lo primero que nos llama la atención es que suelen tener un precio mucho más elevado que el resto… lo que echa para atrás a los usuarios quienes se acaban decidiendo por una opción mucho más barata.

Esto es un error: créenos cuando te decimos que vale la pena pagar un poco más al principio y luego conseguir que la tinta dure más y sea mucho más barata.
Básicamente esa es la gran ventaja de estas impresoras.
A la hora de imprimir no gastan tanto como otros modelos. Esto es posible gracias a dos estrategias:
1) Por un lado, el diseño de cartucho es muy diferente a lo que ya estamos acostumbrado. Dispone de algunos mecanismos para evitar que entre el aire en el interior y se pueda llegar a secar. Además, también tienen sistema de dosificación con los que sabrán exactamente la cantidad de tinta que pueden llegar a necesitar para cada impresión. Además, hay algunos cartuchos que hasta tienen un depósito de tinta extra… de esta manera, la duración es incluso mayor. Pueden parecer pequeños detalles pero ayudarán a aumentar la posibilidad de ahorrar de una forma que ni te imaginas.
2) Por otro lado, la propia impresora también es causante de conseguir este ahorro. Por un lado dispone de otras funciones que, quizá, el usuario todavía no conoce. Son las llamadas impresiones ecológicas que nos ayudarán a conseguir los mejores resultados aunque siempre gastando la mínima cantidad de tinta posible.

Si necesitas impresiones a otro nivel, como pueden ser textiles o de lonas, en https://www.rotekrotulos.com/ son expertos en todo tipo de rotulos e impresiones, pásate y echales un vistazo.

¿Son rentables estas impresoras a nivel particular?

Impresora

Dependerá del uso que normalmente le demos a nuestra impresora. Si solamente imprimimos algunos documentos de vez en cuando, es muy probable que la opción de la imprenta sea más económica. Ahora bien, si la utilizamos de forma habitual, ya te decimos que si que le vas a sacar rentabilidad desde el primer momento.

Te recomendamos que cuando vamos a comprar una nueva impresora no caigas en el típico error de elegir la que menor precio tiene; echa un vistazo a sus prestaciones y si realmente te ayuda a ahorrar de cara al futuro, es entonces cuando te tendrás que decidir por ella.